CICLOS DE VIDA / CAMPOS DE ACCIÓN

(2008-2017)

 

 

 

El proyecto se divide en tres partes: la primera (2008) consistió en fabricar unos huaraches en el taller de Don Sirenio (huarachero de la comunidad de Santa Inés Ahuatempan), estos huaraches fueron pintados a manera de los tenis Vans “clasicos” (slip on) -es decir- con pequeños “cuadritos” blancos y rojos, que alternados construyen una retícula que cubre toda la superficie del huarache, de tal forma que, a cierta distancia parecen, efectivamente la clase de calzado que tratan de imitar/piratear/copiar/simular. La segunda parte consistió en  resignificar, y recontextualizar el objeto; sometiendolo a exposiciones o certámenes de arte, como la bienal nacional monterrey femsa: a la par, se archiva todo documento producto de la circulación del objeto en "circuitos artísticos" ( criticas, notas de prensa, textos, catalogos, correos electrónicos, etc). La parte final consiste en regresar los huaraches a la misma comunidad de Ahuatempan, y en un acto cíclico volverlos a sus condiciones de circulación cotidiana ( trabajo de campo y vida diaria). De este "performance" de interacción real en la comunidad se realiza un registro fotográfico  (2010-2017)

CICLOS DE VIDA / CAMPOS DE ACCIÓN Apunta a una reflexión respecto a los modos de intercambio desigual en comunidades dispares: modificando el status del objeto (indigena) básico utilitario, a través de un producto de consumo distintivo, para presentarlo después recodificado en el espacio de arte. Bajo ironías descarnadas utilizo elementos sígnicos o reales; entrecruzando los aspectos suntuosos del capitalismo con la extendida pobreza de los pueblos. Con una ironía estética transformo estos productos funcionales de calzado, convirtiéndolos en símbolo de lo que no son.